Proyectos documentales

-Maestros de Cultura Oral: Proyecto educativo recomendado por la UNESCO, que propone incorporar el sistema de la oralidad a la educación formal del país, como algo paralelo y no simplemente auxiliar. Fue desarrollado a partir de 2005 por Adolfo Colombres, luego de asistir como consultor internacional, contratado por el Convenio Andrés Bello del Pacto Andino a la Jornada Académica del Programa “Cartografía de la memoria” relacionada con las nuevas formas de abordaje de las literaturas indígenas y populares de América Latina, que tuvo lugar en la ciudad de Quito. Se determinó allí, tras un minucioso análisis, que el 90% de los elementos culturales que conforman la identidad de las personas se transmiten por tradición oral, y que al quedar esta vía bloqueada por los medios audiovisuales y el proceso de globalización, no será posible resguardar y potenciar a las matrices culturales de la región, lo que implica un deterioro constante de esa diversidad consagrada por la UNESCO como patrimonio de la humanidad. En reemplazo del proyecto de la UNESCO de los Tesoros Humanos Vivientes, se crea el cargo de “Maestros de Cultura Oral”, cuyas funciones serán tres: a) Enseñar esos aspectos de la cultura en las aulas; b) Dictar un taller de larga duración para reproducir esos saberes; y c) Elaborar, junto con el maestro de grado que lo acompañará en este proceso desde lo académico, los materiales didácticos que se precisen. Se asegurará así a esos sabios populares un lugar en la estructura educativa, y recursos económicos que le permitirán dedicar más tiempo al rescate y cultivo de esa tradición. Este sistema reemplazaría a los actuales estudios de folklore en las escuelas. Tuvo un principio de ejecución el la provincia de Buenos Aires y de Catamarca, pero quedó interrumpido por falta del apoyo necesario del sector oficial. Se lo plantea ahora en la provincia de Santiago del Estero.

-La vía campesina: Serie de doce capítulos, que documentará situaciones concretas de devastación e incluirá reportajes a los líderes agrarios no conniventes con el sistema dominante, tanto de Argentina como de los países vecinos. La concentración de la tierra en grandes propiedades, la mayoría con capital extranjero, y los pools de siembra que alquilan pequeñas y medianas propiedades para sembrar soja, están expulsando a las familias campesinas de su hábitat y destruyendo así su modo tradicional de vida. Esto, que afecta tanto al sector campesino criollo como a los pueblos originarios, está produciendo un verdadero etnocidio, a la vez que incrementa el hacinamiento en las ciudades. Pero como los grandes capitales se dedican casi por completo a la agricultura de exportación –a la que llamaremos agro-barbarie, por la forma en que deteriora los suelos, arrasa los montes y selvas restantes y destruye todo tipo de fauna, incluyendo a los pájaros e insectos útiles para la polinización y otros efectos-, la alimentación de nuestras poblaciones y la llamada soberanía alimentaria dependen de esa pequeña propiedad cada vez más arrinconada, que por no entrar en el circuito de lo transgénico es afectada seriamente por las fumigaciones aéreas de la gran propiedad.

-Tincunacu. Danza y Teatralidad popular en el Noroeste argentino. Serie de 8 videos de 45 minutos cada uno, dirigido por la investigadora, bailarina y crítica de teatro y danza Cecilia Hopkins. Una mirada que desfolkloriza estos viejos rituales, vinculados en su mayoría a la cultura andina, c on una mirada profundamente antropológica. Hopkins publicó sobre este tema en el Instituto Nacional del Teatro la obra Tincunacu. Teatralidad y celebración popular en el Noroeste argentino, trabajo de investigación que servirá de base a la serie. Los temas serán los rituales coreografiados de esa región, como las danzas de Samilantes, la danza del Torito y el Caballito, la danza de los Cuartos, las danzas de Carnaval (Diablos, Incas, Morenada, Caporales), la danza de los Cachis y danza del Pin Pin. A partir de imágenes y entrevistas, el objeto del ciclo es poner de relieve la dinámica que establecen estas expresiones artísticas en función del ámbito de su interpretación, ya que las danzas varían su forma y significado cultural según las condiciones de su representación. Así, las diversas entregas registrarán las danzas tanto en sus ámbitos originarios -puna o valle- como en celebraciones efectuadas en el Gran Buenos Aires.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s